Deja Vu

El déjà vu, esa extraña sensación que muy difícilmente nunca hayas experimentado, en la que nos parece que la vida se repite a si misma, muchas veces relacionada con los fenómenos paranormales y otras yerbas, parece ser finalmente no más que una leve anomalía en nuestra memoria.

En los últimos años, el déjà vu fue sujeto de una serie de estudios psicológicos y neurofisiológicos. La explicación más aceptada por el mundo de la ciencia, según los científicos pertenecientes a dichos campos, es que el déjà vu no es un acto de “precognición” o de “profecía”, sino que es en realidad un desorden de la memoria, la impresión de recordar una experiencia que es falsa. La mayor parte de los casos la sensación de reminiscencia en el momento del déjà vu es fuerte, pero algunas circunstancias de la experiencia precedente (cuando, donde, etc) permanecen inciertos. Del mismo modo, con el pasar del tiempo, las personas pueden mostrar un recuerdo fuerte de haber tenido un extraño déjà vu, pero un débil o casi nulo recuerdo de los detalles del evento que estaban “recordando” cuando tuvieron el déjà vu, lo que confirmaría esta teoría. Esto podría ser el resultado de una superposición entre los sistemas neurológicos responsables de la memoria reciente o de corto plazo y aquellos responsables de la memoria a largo plazo.

Este desfazaje crearía un ligero retraso en la recepción de las entradas perceptivas, provocando que la mente inconsciente reciba el entorno antes que la mente consciente recreando la sensación de un recuerdo, cuando en realidad el hecho se encuentra almacenado en nuestra memoria desde hace apenas instantes.

Así que ya saben, nada de creerse que tienen super poderes o que se les esta abriendo el tercer ojo, como casi siempre, es todo mentira lo que se dice por ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *