¿Cuánto viven las moscas?

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Email

La duración de la vida es muy variable según las especies y puede ir de unas cuantas horas a unos pocos meses. En cuanto a nuestra amiga la mosca doméstica, es difícil saber cuánto viven en libertad —se estima que entre 25 a 52 días como adulta—, pero criadas en cautividad algunas de ellas han conseguido llegar a las once semanas. Por lo demás, los machos viven menos tiempo que las hembras.

Por otro lado, en 2008 surgió una noticia según la cual investigadores de un laboratorio suizo afirmaron que un aumento en la actividad cerebral de las moscas hacía que éstas vivieran menos tiempo. Dos profesores del departamento de ecología y evolución de la Universidad de Lausana (oeste), Tadeusz Kawecki y Joep Burger, descubrieron “una correlación negativa entre una mejora de las capacidades de aprendizaje de la mosca y su longevidad” o, dicho de otra manera, que las moscas más inteligentes viven menos. Los investigadores, que publicaron el resultado del estudio en la revista Evolución, dividieron en dos grupos una población de moscas. Un grupo permaneció en estado natural, mientras que el otro vio mejoradas sus capacidades de aprendizaje: los científicos les enseñaron a asociar un olor de una comida con un gusto, agradable o no, y a relacionar un choque creado en el laboratorio con un olor preciso. Al cabo de 30 a 40 generaciones, los investigadores obtuvieron moscas que aprenden mejor y memorizan durante más tiempo. No obstante, la experiencia mostró que las moscas en estado natural vivían más que aquellas del grupo seleccionado. “En otros términos, cuanto más inteligente se vuelve la mosca, menos tiempo vive”, según el comunicado. Los científicos llegaron a la conclusión de que el envejecimiento de las moscas se acelera por una actividad neuronal más sostenida, lo que genera un desgaste. “Esto explicaría por qué las moscas (…) no desarrollaron sus capacidades neuronales”, subrayaron. Siendo que el cerebro consume entre un 20% y un 25% de la energía de los seres vivientes, sería entendible que los animales dotados de un cerebro menos consumidor vivan más tiempo.

Comparta y Diviertase

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *